administración de analgésicos


Aplicación de la intervención de Enfermería, tipificada por la CIE (Clasificación de Intervenciones de Enfermería) con el código: 2210.

Definición: Utilización de agentes farmacológicos para disminuir o eliminar el dolor.

Actividades:

  1. Determinar la ubicación, características, calidad y gravedad del dolor antes de medicar al paciente

  2. Comprobar las órdenes médicas en cuanto al medicamento, dosis y frecuencia del analgésico prescrito

  3. Comprobar el historial de alergias a medicamentos

  4. Evaluar la capacidad del paciente para participar en la selección del analgésico, vía y dosis, e implicar al paciente, si procede

  5. Elegir el analgésico o combinación de analgésicos adecuados cuando se prescriba más de uno

  6. Determinar la selección de analgésicos (narcóticos, no narcóticos o antinflamatorios no esteroides)

  7. Determinar el analgésico preferido, vía de administración y dosis para conseguir un efecto analgésico óptimo

  8. Elegir la vía IV; en vez de IM, para inyecciones frecuentes de medicación contra el dolor, cuando sea posible

  9. Descartar narcóticos y otros medicamentos restringidos de acuerdo con el protocolo de la institución

  10. Controlar los signos vitales antes y después de la administración de los analgésicos narcóticos, según protocolo de la institución

  11. Atender a las necesidades de comodidad y otras actividades que ayuden en la relajación para facilitar la respuesta a la analgesia

  12. Administrar los analgésicos a la hora adecuada para evitar picos y valles de la analgesia, especialmente con el dolor severo

  13. Establecer expectativas positivas respecto de la eficacia de los analgésicos para optimizar la respuesta del paciente

  14. Administrar analgésicos y/o fármacos complementarios cuando sea necesario para potenciar la analgesia

  15. Considerar el uso de infusión continua, ya sea sola o juntamente con opiáceos en bolo, para mantener los niveles en suero

  16. Instituir precauciones de seguridad para los que reciban analgésicos narcóticos, si procede.

  17. Instruir para que se solicite la medicación PRN para el dolor antes de que el dolor sea severo

  18. Informar a la persona que con la administración de narcóticos puede producirse somnolencia durante los primeros dos a tres días que luego remite

  19. Corregir los conceptos equivocados o mitos del paciente o miembros de la familia sobre los analgésicos, especialmente los opiáceos (adicción y riesgos de sobredosis)

  20. Evaluar la eficacia del analgésico a intervalos regulares después de cada administración, pero especialmente después de las dosis iniciales, se debe observar también si hay señales y síntomas de efectos adversos (depresión respiratoria, náusea y vómitos, sequedad de boca y estreñimiento)

  21. Registrar la respuesta al analgésico y cualquier efecto adverso

  22. Evaluar y registrar el nivel de sedación de los pacientes que reciben opiáceos

  23. Llevar a cabo aquellas acciones que disminuyan los efectos adversos de los analgésicos (estreñimiento e irritación gástrica)

  24. Colaborar con el médico si se indican fármacos, dosis, vía de administración o cambios de intervalo con recomendaciones específicas en función de los principios de la analgesia

  25. Enseñar el uso de analgésicos, estrategias para disminuir los efectos secundarios y expectativas de implicación en las decisiones sobre el alivio del dolor


[Volver a la Página Anterior]


Actualizada a 04/04/2012