Modelos de Cuidados en Cuidados Críticos Pediátricos

Comprar el DVD del tratado de Enfermería en Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales

Precio según unidades



    Enfermería es una metodología que se estado practicando toda la vida, a lo largo de la historia el hombre intenta preservar su especie cuidando de sus semejantes para poder tener mejor calidad de vida, lo hacían de varias formas pero al final el objetivo era reestablecer las situaciones que conllevaban a un deterioro de lo creían que era normal. Las distintas civilizaciones tenían diferentes conceptos de la preservación de sus congeneres. Recordemos que los animales hacen esto "de cuidar" de manera instintiva, los seres humanos también lo hacemos de manera instintiva (no consciente) pero también lo hacemos de manera consciente debido a la experiencia, y el conocimiento que con el paso de los años nos han hecho actuar de forma lo que en realidad estamos haciendo. Las encargadas de hacer este tipo de tareas era relegada a la mujeres y sobre todo las madres de los pacientes, eran ellas las encargadas de establecer los canones de la salud, las que se encargaban de todo los concerniente a la salud: reproducción, nutrición, descanso, ocio, etc. Pero a partir del siglo XVIII con las distintas revoluciones sociales y la ideas de igualdad y libertad hace que la sociedad sea más conciente de la relevancia de la salud, es a partir de entonces cuando aparecen distintos conceptos que intentaban dar respuesta a los distintos fenómenos que ocurrían a su alrededor basados en experiencias e interpretaciones de lo que ocurría, es en este momento cuando apareció el  concepto de ciencia, pero sin lugar a dudas, se estaba practicando desde toda la vida. Muchos autores a partir de mediados del siglo XIX han intentado definir y conceptualizar la evidencia de los cuidados; siendo Florence Nightingale la que emitio la primera teoría de enfermería, a partir de aquí nacen nuevos modelos. Cada modelo aporta una Filosofía para entender la enfermería y la forma de cuidar.

 

    La enfermería desde sus orígenes era considerada como ocupación basada en la experiencia practica y el conocimiento común, y no contemplaba el conocimiento científico de la profesión, esto nace con la primera teoría de enfermería.  También las enfermeras centraban su atención en la adquisición de conocimientos técnicos que habían sido delegados. En 1852 Florence Nightingale con su libro “Notas de Enfermería” sentó las bases de la enfermería profesional; Su espíritu de indagación se basa en el pragmatismo.  El objetivo fundamental de su modelo es conservar la energía vital del paciente y partiendo de la acción que ejerce la naturaleza sobre los individuos, colocarlo en las mejores condiciones posibles para que actuara sobre él.  Su teoría se centra en el medio ambiente, creía que un entorno saludable era necesario para aplicar unos adecuados cuidados de enfermería.  Ella afirma: "Que hay cinco puntos esenciales para asegurar la salubridad de las viviendas: el aire puro, agua pura, desagües eficaces, limpieza y luz".

    Otro de sus aportes hace referencia a la necesidad de la atención domiciliaria, las enfermeras que prestan sus servicios en la atención a domicilio, deben de enseñar a los enfermos y a sus familiares a ayudarse a sí mismos a mantener su independencia.

 

    La esencia del Modelo de Peplau, organizado en forma de proceso, es la relación humana entre un individuo enfermo, o que requiere un servicio de salud, y una enfermera educada especialmente para reconocer y responder a la necesidad de ayuda.   Este modelo, publicado por  primera vez en 1952, describe cuatro fases en la relacion entre enfermera y paciente: Orientación, identificación, explotación, y resolución. En la fase de orientación, el individuo tiene una necesidad y busca ayuda profesional.  La enfermera, en colaboración con el paciente y con todos los miembros del equipo profesional, se ocupa de recoger información, de reforzar y esclarecer lo que otras personas han comunicado al paciente y de identificarlos problemas.

    En la fase de identificación el paciente comienza a responder en forma selectiva a las personas que parecen ofrecerle la ayuda necesaria.  En este momento, el enfermo puede explorar y expresar los sentimientos relacionados con su percepción del problema, y las observaciones de la enfermera pueden servir para aclarar las expectativas del paciente respecto a la enfermera, y las expectativas de la enfermera sobre la capacidad de un paciente determinado para manejar su problema.

    La explotación” de la relación se refiere a tratar de aprovechar esta al máximo para obtener del cambio los mayores beneficios posibles. El paciente utiliza plenamente los servicios que se le ofrecen, pero cuando comienza la convalecencia pueden surgir conflictos entre independencia y dependencia, con modificaciones en el comportamiento asociados con las necesidades que cambian rápidamente La enfermera debe tratar de satisfacer las demandas del paciente a medida que estas surjan y no presuponer necesidades sobre la base de concepciones previas. Conforme avanza la recuperación, se puede ayudar al paciente a identificarse y dirigirse hacia nuevas metas al mismo tiempo que disminuye la identificación con la persona que le brindó ayuda.

    La fase de resolución implica un proceso de liberación que, para tener éxito depende de la anterior cadena de acontecimientos; es preciso resolver las necesidades de dependencia psicológica del paciente y  la creación de relaciones de apoyo para fortalecer su capacidad de valerse por sí mismo.

    Este modelo conceptual hace hincapié en la naturaleza terapéutica de las relaciones entre enfermera y usuario.  El empleo del yo mediante estrategias de comunicación se ha aplicado extensamente a la utilización del proceso de enfermería para fomentar el cambio y la defensa de los pacientes.

 

    La esencia del modelo del sistema de comportamiento para enfermería, organizado alrededor de los sistemas de conducta de la persona, es la conceptualización de Dorothy Jhonson sobre el hombre como un sistema de comportamiento constituido por subsistemas interrelacionados. El individuo trata de mantener un sistema balanceado, pero la interacción ambiental puede ocasionar inestabilidad y problemas de salud. La intervención de enfermería sólo se ve implicada cuando se produce una ruptura en el equilibrio del sistema. Un estado de desequilibrio o inestabilidad da por resultado la necesidad de acciones de enfermería,  y las acciones de enfermería apropiadas son responsables del mantenimiento o restablecimiento del equilibrio y la estabilidad del sistema de comportamiento.  Enfermería no tiene una función definida en cuanto al mantenimiento o promoción de la salud.  Enfermería es una fuerza reguladora externa que actúa para  preservar la organización e integración del comportamiento del paciente en un nivel óptimo bajo condiciones en las cuales el comportamiento constituye una amenaza para la salud física o social, o en las que se encuentra una enfermedad..  Así pues, a menos que se produzca inestabilidad o que el funcionamiento del sistema de comportamiento sea inferior al óptimo, Enfermería no tiene meta definida.

 

    El fundamento del modelo de enfermería de Dorotea Orem, organizado en tono a la meta de enfermería, es el concepto de auto-cuidado, considerado como acto propio del individuo que sigue un patrón y una secuencia y que, cuando se lleva a cabo eficazmente, contribuye en forma especifica a la integridad estructural, al funcionamiento, y al desarrollo de los seres humanos.  Las actividades de autocuidado se aprenden conforme el individuo madura y son afectados por creencias, culturales hábitos y costumbres de la familia y de la sociedad. Edad, etapa del desarrollo, y estado de salud, pueden afectar la capacidad del individuo para realizar actividades de autocuidado; por ejemplo un padre o un tutor debe brindar continuamente atención terapéutica al niño.

    En este modelo ser hace hincapié en la función de la enfermera sólo cuando el paciente es incapaz de satisfacer por sí mismo sus necesidades de autocuidado. La intervención de enfermería suele estar dirigida a conservar la salud, prevenir enfermedades, o restablecer la salud y puede incluir actividades realizadas para el paciente o en colaboración con este.

 

    La Hermana Callista Roy, desarrollo la teoría de la adaptación ya que en su experiencia en pediatría quedó impresionada por la capacidad de adaptación de los niños.  Roy considera que las  personas tienen cuatro modos o métodos de adaptación: Fisiológica, autoconcepto, desempeño de funciones, y relaciones de interdependencia.  El resultado final más conveniente es un estado en el cual las condiciones facilitan la consecución de las metas personales, incluyendo supervivencia, crecimiento, reproducción y dominio.

    La intervención de enfermería implica aumento, disminución o mantenimiento de los estímulos focales, contextuales, y residuales de manera que el paciente pueda enfrentarse a ellos. Roy subraya que en su intervención, la enfermera debe estar siempre consciente de la responsabilidad activa que tiene el paciente de participar en su propia atención cuando es capaz de hacerlo.  Este modelo proporciona un sistema de clasificación de los productores de tensión que suelen afectar la adaptación, así como un sistema  para clasificar las valoraciones de enfermería.

 

    El modelo de Betty Neuman, organizado alrededor de la reducción de tensión, se ocupa primordialmente de los efectos y de las reacciones ante la tensión, en el desarrollo y mantenimiento de la salud.  La persona se describe como un sistema abierto que interactúa con el medio ambiente para facilitar la armonía y el equilibrio entre los ambientes interno y externo.

    La intervención de enfermería tiene por objeto reducir los factores que generan tensión y las condiciones adversas que afectan o podrían afectar el funcionamiento óptimo en la situación determinada de un usuario.  La intervención de enfermería se lleva a cabo mediante la prevención primaria que se realiza antes de que la persona entre en contacto con un productor de tensión. La meta es evitar que el productor de tensión penetre en la línea normal de defensa o disminuya el grado de reacción reduciendo la posibilidad de hacer frente al productor de tensión, debilitando su fuerza.  La prevención secundaria es conveniente después de que el productor de tensión penetra la línea normal de defensa. La atención  incluye la atención oportuna de casos, y la planificación y evaluaciones de las intervenciones relacionadas con los síntomas. La prevención terciaria acompaña al restablecimiento del equilibrio. El punto central esta en la reeducación para evitar que vuelva a suceder lo mismo, la readaptación, y la conservación de la estabilidad.

 

    El objetivo del modelo de Martha Rogers es procurar y promover una interacción armónica entre el hombre y su entorno.  Así las enfermeras que sigan este modelo deben fortalecer la conciencia e integridad de los seres humanos, y dirigir o redirigir los patrones de interacción existentes entre el hombre y su entorno para conseguir el máximo potencial de salud.  Para esta autora, el hombre es un todo unificado en constante relación con un entorno con el que intercambia continuamente materia y energía, y que se diferencia de los otros seres vivos por su capacidad de cambiar este entorno y hacer elecciones que le permiten desarrollar su potencial.  Los cuidados de enfermería se prestan a través de un proceso planificado que incluye la recogida de datos, el diagnóstico de enfermería, el establecimiento de objetivos a corto y largo plazo y los cuidados de enfermería mas indicados para alcanzarlos.

    El método utilizado por Rogers es sobre todo deductivo y lógico, y le han influido claramente la teoría de los sistemas, la de la relatividad y la teoría electrodinámica.  Tiene unas ideas, muy avanzadas, y dice la enfermería requiere una nueva perspectivas del mundo y sistema del pensamiento nuevo enfocado a la que de verdad le preocupa (El fenómeno enfermería)

 

    Virginia Henderson, incorporó los principios fisiológicos y psicopatológicos a su concepto de enfermería, y la define como:  La única función de una enfermera es ayudar al individuo sano y enfermo, en la realización de aquellas actividades que contribuyen a su salud, su recuperación o una muerte tranquila, que éste realizaría sin ayuda si tuviese la fuerza, la voluntad y el conocimiento necesario. Y hacer esto de tal forma que le ayude a ser independiente lo antes posible.  Las actividades que las enfermeras realizan para suplir o ayudar al paciente a cubrir estas necesidades es lo que Henderson denomina cuidados básicos de enfermería.  Estos cuidados básicos se aplican a través de un plan de cuidados de enfermería, elaborando en razón de las necesidades detectadas en el paciente.

 

    Para Myra Estrin Levine, la salud esta determinada socialmente. En su modelo deja explicito que la salud esta predeterminada por los grupos sociales y no es solamente una ausencia de situaciones patológicas. Presenta a la persona de forma holística y como el centro de las actividades de enfermería.

 

    Patricia Benner, con un enfoque altamente fenomenológico da mayor percepción de la vivencia de la salud. Ella manifiesta que la salud es perceptible a través de las experiencias de estar sano y estar enfermo. Ve diferencia en los conceptos objetivos y valorables de salud, enfermedad y en la experiencia de quien las vive. Esta teoría describe los cuidados como un vínculo común entre las personas, una forma de ser esencial para la enfermería.

 

    Ernestine Wiedenbach, se dedicó al aspecto de arte o ejercicio profesional que tiene la enfermería, centrándose en las necesidades del paciente. El objetivo es percibir la necesidad de ayuda que experimenta el paciente.

    El trabajo de Faye Glenn Abdellah, se basa en el método de resolución de problemas, que ha tenido un gran impacto en el desarrollo del plan de estudios de enfermería. La resolución de problemas es el vehículo para la definición de los problemas de enfermería en el proceso de curación del paciente. Enfermería  es tanto un arte como una ciencia que moldea las actitudes, los aspectos intelectuales y las habilidades técnicas de la enfermera en cuanto al deseo y la capacidad de ayudar a la gente, tanto si esta enferma, como si no, enfrentándose a sus necesidades de salud.

 

    Lidia E. Hall, resalta la función autónoma de enfermería. Su conceptualización abarca a los pacientes adultos que han pasado la fase aguda de la enfermedad. La meta del paciente es la rehabilitación y los sentimientos de éxito en cuanto a su autorrealización y autoestima.

 

    Madeleine Leininger, considera que los cuidados son el tema central de la atención de la ciencia y el ejercicio profesional de enfermería. Los cuidados incluyen actividades de asistencia, de apoyo o de facilitación para un individuo o un grupo de individuos con necesidades evidentes o previsibles. Los cuidados sirven para mejorar o perfeccionar la situación olas formas de vida de los individuos (proceso vital)

 

    Jean Orlando, utiliza la relación interpersonales como base de su trabajo. Se centra en las expresiones verbales y no verbales con que el paciente manifiesta sus necesidades. Ante la conducta del paciente, la enfermera reacciona reflexionando sobre el significado de dolor y sobre lo que podría cambiarlo.

 

    La teoría de Joyce Travelbee, refuerza la relación terapéutica que existe entre la enfermera y el paciente. La importancia que concede a los cuidados, que refuerzan la empatía, la simpatía y la compenetración, se centra en el aspecto emocional.

 

    Joan Riel-Sisca, Su trabajo se basa en la sociología. Centra la interacción paciente-enfermera en la interacción simbólica, el ingrediente principal es la comunicación.

 

    Helen C. Erckson, Evelyn M. Tomilin, Mar Ann P. Swain, consideran la enfermedad como un modelo de autocuidado basado en la percepción que el paciente tiene del mundo y en las adaptaciones a los factores estresantes. Se trata de una teoría holística que promueve el crecimiento y desarrollo del paciente a la vez que reconoce las diferencias individuales de acuerdo con la opinión del paciente sobre el mundo y de sus propias aptitudes.

 

    La teoría de Mercer, se centra en la paternidad y en la consecución de un papel maternal en diversas poblaciones. La aplicación de esta teoría conlleva una serie de consecuencias para el ejercicio de la enfermería en el ámbito de la salud de la mujer y de los lactantes.

 

    Joyce J. Fitzpatrick, propone el Modelo  del ritmo de la perspectiva de vida, en el cual acepta que la salud es una dimensión humana en continuo desarrollo, que favorece siempre el conocimiento del sentido de la vida.

 

    La teoría de nivel medio de Kathryn  E. Barnard procede de la sicología y del desarrollo humano y se centra en la interacción madre-niño con el entorno. Esta teoría se basa en los datos empíricos acumulados a través de escalas desarrolladas para cuantificar la alimentación, la enseñanza y el entorno. Resalta la importancia de la interacción madre-hijo y el entorno durante los tres primeros años de vida, permitiendo el desarrollo  de definiciones conceptuales y operativas.

 

    Rosemarie Rizzo Parse,  su opinión sobre enfermería se basa en el humanismo sobre el positivismo. Su definición de salud acepta la naturaleza unitaria del hombre como una síntesis de valores, un modo de vida. La salud existe cuando el hombre estructura el significado de las situaciones, es por lo tanto un proceso de ser y de realizar.

 

    Imogene King, Ve la salud como un estado dinámico dentro del ciclo de vida. Para ella la enfermedad es un interferencia en el ciclo de vida y la salud implica una adaptación continua al estrés en el entorno interno y externo mediante el empleo óptimo de los recursos del individuo para alcanzar su potencial máximo para la vida diaria. La salud para King es una función de la enfermera, el paciente, el médico, la familia y otras interacciones.

 

    En la teoría de Jean Watson, enfermería se dedica a la promoción y restablecimiento de la salud, a la prevención de la enfermedad y al cuidado de los enfermos. Los pacientes requieren unos cuidados holísticos que promuevan el humanismo, la salud y la calidad de vida. El cuidado de los enfermos es un fenómeno social universal que sólo resulta efectivo si se practica en forma interpersonal. El trabajo de Watson contribuye a la sensibilización de los profesionales, hacia aspectos más humanos.

 

    Carolyn Chambers, trabaja sobre el concepto de salud como bienestar, compara  la salud y el bienestar como un proceso y un producto. El abordaje de bienestar es único al individuo  y el de salud es promedio y más asociado a la ausencia de enfermedad. El bienestar tiene propósito en una dirección que pretende  llevar al ser  a ser lo mejor que pueda. El de la salud tiene restricciones de sexo, edad, raza, genética, etc.

 

    Para Meleis la salud, es un estado diferente a la vida. En su modelo  al hablar de las condiciones que hacen problemática la transición de roles deja expuestas sus creencias cuando dice: “al nivel de salud y enfermedad los cambios repentinos que van de la salud a la enfermedad; cambios graduales de la enfermedad a la salud o de la enfermedad a una minusvalía permanente con la cual el paciente deberá vivir. Todos estos cambios del rol implican una serie de cambios en cadena..”

 

    Según Roper  la enfermería pretende “ promover la adquisición, el mantenimiento o la restauración de la independencia máxima para cada paciente”, esto se da a nivel de actividades que tienden a la prevención a la búsqueda de confort.  “cuando el individuo puede realizar estas actividades, se encuentra en las condiciones óptimas para darse a una causa, para amar, para adorar, para realizarse”

 

    Como hemos visto desde 1852 hasta nuestros días se han enunciado y explicado diferentes teorías, y modelos conceptuales para la practica de enfermería; teniendo en cuenta que nuestro paciente, el medio ambiente, la aptitud de la enfermera sus valores, sus creencias, su formación, permiten una interacción satisfactoria para el bienestar del paciente.

 

    Lo anterior nos permite ratificar que nuestros pacientes son individuos con necesidades personales, familiares y sociales. El objetivo primordial de la atención se centra en responder a todas estas necesidades.  Al identificar sus necesidades con ellos y respectando sus elecciones, garantizamos una atención de calidad y de preservación de su autonomía.  Todos nuestros pacientes tienen derecho a recibir el mejor tratamiento, cuidados y apoyo disponibles, con independencia de las diferencias sociales, políticas y económicas, debemos enseñarlos junto con sus familiares a participar activamente en el establecimiento y la consecución de objetivos realistas para si mismos.

 

    Las enfermeras debemos de contribuir a la promoción de la salud y la prevención de problemas de salud. La promoción de la salud y la educación no son exclusivas de la Atención primaria. La actividad de la enfermera empieza en el momento que un individuo necesita de nuestros servicios.

 

    La investigación es primordial para mejorar la atención del niño. Debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad a la hora de iniciar investigaciones.  Como profesionales calificados, siendo en todo momento responsables de nuestras acciones.

 

    Para el desarrollo de nuestro trabajo:

 

    Estamos desarrollando una planificación de cuidados de Enfermería, basado en los Patrones Funcionales descritos por Marjory Gordon y basado toda la fundamentación teórica en el MODELO DE ADAPTACIÓN de Sor Callista Roy. Definiendo esta teórica, la Enfermería como: "Un sistema de conocimiento teórico que ordena un proceso de análisis y actividad relacionado con la asistencia del niño enfermo o potencialmente enfermo". Algunos autores han dudado de la eficacia de la aplicación de este modelo conceptual a la aplicación del proceso enfermero en Cuidados Intensivos, Roy apunta que seria útil establecer un sistema de organización de prioridades, para comprobar su utilidad. Yo estoy por esta línea de trabajo propuesta por Roy. Los ocho supuestos del Modelo de adaptación aplicados al niño son:

  1. El niño es un ser biopsicosocial

  2. El niño está en constante interrelación con el entorno cambiante

  3. Para hacer frente a un mundo cambiante, el niño utiliza mecanismos innatos y adquiridos, que tienen un origen biológico, psicológico y sociológico

  4. Salud y enfermedad son una dimensión inevitable de la vida del niño

  5. Para responder positivamente a los cambios del entorno, el niño debe adaptarse

  6. La adaptación del niño es una función de los estímulos a los que está expuesto y de su nivel de adaptación

  7. El nivel de adaptación del niño presenta una zona que indica el rango de estimulación  que conducirá a una respuesta positiva

  8. El niño está conceptualizado como poseedor de cuatro modos de actuación:

    1. Necesidades fisiológicas

    2. Autoconcepto

    3. Función de rol

    4. Relaciones de interdependencia

    La teoría de Roy ha de guiar la investigación y el ejercicio profesional, generar ideas y diferenciar el centro de atención de la enfermería del de otras profesiones.

    Para la puesta en marcha de esta teoría contemplaremos LA TEORÍA DE LA MOTIVACIÓN HUMANA  DE A. MASLOW: "Un acto es psicológicamente importante si contribuye en forma directa a satisfacer las necesidades básicas. Cuanto menos directamente contribuya o cuanto más débil sea su contribución, este acto tendrá menos importancia desde el punto de vista de la psicología dinámica"

LA MOTIVACIÓN HUMANA SEGÚN MASLOW

Estamos motivados por…

Satisfacer necesidades básicas

1. Fisiológicas (hambre, sed, sueño, sexo, actividad, descanso, etc.)

2. Seguridad (estabilidad, protección, dependencia, orden, límites, etc.)

3. Amor (dar y recibir afecto, pertenencia)

4. Estima (autoestima, respeto, estima y reconocimiento de los demás)

5. Autorrealización (desarrollo de potencialidades, creatividad)

Satisfacer la necesidad de asegurar las precondiciones que permiten la satisfacción de las necesidades básicas

Libertad de expresión y de acción, necesidades de aprender, de buscar información, etc.

Satisfacer necesidades cognitivas

Saber y comprender

Satisfacer necesidades estéticas

Crear belleza, disfrutarla

 

    Consideraremos para la realización de nuestro trabajo el modelo de Patricia Benner. Del principiante al experto: excelencia y poder de la enfermería clínica. Benner entiende el ejercicio profesional de la enfermera como la asistencia y el estudio de experiencias vividas de salud, dolencia y enfermedad, y las relaciones que existen entre ellas. Describe siete dominios en función a la similitud de función y objetivo:

  1. El papel de ayuda

  2. La función de enseñanza-preparación

  3. La función de diagnóstico y monitorización del paciente

  4. Gestión eficaz de situaciones que cambian rápidamente

  5. Administración y monitorización de actuaciones y protocolos terapéuticos

  6. Monitorización y garantía de calidad de las actividades de la asistencia sanitaria

  7. Competencias referidas a la organización del trabajo

    Describe igualmente describe la fases por las cuales se adquieren habilidades (modelo de Dreyfus):

  1. Principiante

  2. Principiante avanzado

  3. Competente

  4. Habilidoso

  5. Experto

    Con la combinación de estas dos teorías pretendo elaborar un sistema de valoración efectivo para ATENDER: Los cuidados del niño grave hospitalizado / Necesidades profesionales de la enfermera que atiende al niño grave hospitalizado / Inquietudes del Sistema gestor-administrativo.

 

La valoración por Patrones Funcionales propuesta por Marjory Gordon (Diagnóstico Enfermero. Mosby/Doyma Libros. 3 Ed. Madrid 1996) enfoca su atención sobre 11 áreas (o patrones) con importancia para la salud de los individuos, familias o comunidades, las cuales son interactivas e independientes. Denominándolas de la siguiente manera:

Patrón 1: Percepción - manejo de la salud

Patrón 2: Nutricional - metabólico

Patrón 3: Eliminación

Patrón 4: Actividad - ejercicio

Patrón 5: Sueño - descanso

Patrón 6: Cognitivo - perceptual

Patrón 7: Autopercepción - autoconcepto

Patrón 8: Rol - relaciones

Patrón 9: Sexualidad - reproducción

Patrón 10: Adaptación - tolerancia al estrés

Patrón 11: Valores – creencias

Consideramos que la asistencia pediátrica de enfermería en cuidados críticos, está basada en ocho patrones básicos de valoración, que son los siguientes:

Respiratorio

Cardiocirculatorio

Cognitivo / Perceptivo

Nutricional / Metabólico

Eliminación

Termorregulador / Tegumentario

Actividad / Descanso

Rol / Relaciones

 

    Esta será la base de nuestro trabajo y motivo de varias experimentaciones que iremos haciendo según vaya avanzando nuestro trabajo


Principal


Actualizada a 26/10/2012