Higiene del profesional sanitario


Comprar DVD del Tratado de Enfermería en Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales


Técnica de lavado de manos

    El lavado de manos del personal sanitario es una práctica higiénica muy importante y obligada, para prevenir la transmisión de agentes infecciosos del personal a los pacientes y de unos paciente a otros, a través de las manipulaciones realizadas por el personal.

    Las manos se consideran en clínica hospitalaria como el principal vehículo en la transmisión de microorganismos.

    Es necesario recordar que, para realizar el lavado de manos de forma correcta:

    El lavado de manos en clínica se puede clasificar, según la tarea que se vaya a desarrollar, en:

E    l lavado de manos debe realizarse, en la medida de lo posible, con jabón líquido, en dosificador que no sea necesario pulsar con las propias manos. Es preferible hacer el lavado con agua fría.

    Está indicado realizarse el lavado de manos:

    El lavado reiterado de las manos, es una sobrecarga para la piel de las mismas, ya que se elimina parte de la grasa protectora que poseen y pueden aparecer irritaciones molestas (eritema). Por eso conviene usar cremas protectoras para las manos al finalizar la jornada laboral. Hay preparados especiales para la protección cutánea.

Lavado de manos

Material

Procedimiento

Lavado de manos rutinario

  1. Se aplica sobre las manos agua y jabón frotándolas entre 10 Y 30 segundos, prestando especial atención a los espacios interdigitales y uñas. Los movimientos de lavado serán desde el brazo hacia los dedos.

  2. Aclarado con agua templada.

  3. Secado con toalla desechable de papel, desde la punta de los dedos hacia el codo.

  4. Cerrar el grifo con el codo si tiene el dispositivo adecuado, o bien con una toalla seca de papel.

Lavado de manos especial

  1. Se realizará con jabón antiséptico.

  2. La duración será de 1 minuto.

  3. Proceder según los pasos 2, 3, 4 del lavado de manos rutinario.

Lavado de manos quirúrgico

  1. Enjabonado con jabón antiséptico durante 2 minutos, aclarado.

  2. Cepillado de uñas 30 segundos cada mano con un cepillo jabonoso, aclarado.

  3. Enjabonado de 2 minutos, aclarando con las puntas de los dedos hacia arriba.

  4. Secado por aplicación, sin frotar, con una toalla estéril.

Técnica de colocación de guantes estériles

    La desinfección de las manos para cirugía, aun en el caso de llevar a cabo el lavado correcto de manos, no garantiza la eliminación de los microorganismos, por lo que, además, es necesario hacer uso de guantes estériles.

    Cualquier acto quirúrgico exige unas condiciones de asepsia y esterilización total del medio, con el fin de proteger al paciente y a los profesionales que manipulan al enfermo.

    La colocación de guantes estériles debe realizarse siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

Técnica de colocación de gorro

    Los gorros y pañuelos de cabeza son piezas de papel o tela, de muy distintos modelos, que se usan en cirugía para cubrir el cabello.

    El gorro hay que colocarlo de manera que cubra totalmente el cabello, dejando libres los oídos.

Técnica de colocación de calzas

    Las calzas son una especie de fundas, que se usan en quirófano y áreas estériles, para cubrir el calzado y evitar la contaminación de estas zonas.

    Las calzas deben colocarse sin tocar el calzado y es lo primero que hay que ponerse para acceder a un área estéril.

    También se usan calzas para aislar los pies del paciente, sobre todo en cirugía rectal, vaginal y en la realización de endoscopias.

Técnica de colocación de mascarilla

    Las mascarillas son piezas de un solo uso, desechables, que, al colocarlas delante de la boca y nariz, actúan de filtro para el aire exhalado. El aire que se exhala es rico en microorganismos, que se van depositando en la cara interna de la mascarilla. Así se evita la difusión de los gérmenes en el aire y, por tanto, posibles contaminaciones del paciente.

    Para colocarse correctamente la mascarilla hay que tener presentes una serie de consideraciones:

Técnica de colocación de bata estéril

    Las ropas y vestuario de quirófano deben ser de algodón, con tejido o malla fuerte para dificultar el paso de los gérmenes, aunque, actualmente, cada vez se tiende más a utilizar materiales desechables de papel impermeable y que son un filtro efectivo que impide el paso de las bacterias.

    Los colores de la ropa de quirófano y, especialmente, las batas, deben ser sólidos, relajantes y que absorban la luz, de manera que no reflejen la luz emitida por las lámparas del quirófano, ni enmascaren el color rojo de la sangre. Los colores más usados son el verde quirófano, azul verdoso y verde aceituna.

    La bata rusa es usada en el quirófano por cirujanos e instrumentistas.

    Es una bata amplia, de manga larga y puños elásticos que, en su parte posterior, lleva una especie de pinza triangular que al atarla cubre completamente la espalda.

    En la parte inferior delantera suele tener guata absorbente, para impedir que la tela se empape durante la intervención quirúrgica y manche la ropa de quirófano que el personal lleva debajo (pijama).

    La bata viene cerrada en un paquete estéril. Para ponerse la bata debe seguirse la técnica que se detalla:


[Regresar al Menú]


Actualizada a 28/02/2014