Manejo básico del neonato a termino


Comprar DVD del Tratado de Enfermería en Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales


Esquema de presentación del capítulo:

  1. Sala de partos

  2. El Parto (imágenes gráficas)

  3. Quirófano de obstetricia

  4. Cuna Térmica

  5. Cuidados básicos del recién nacido

  6. Parto extrahospitalario

  7. Estancia junto a los padres

  8. El neonato en casa

La leche materna es el alimento mas barato


    Las tendencias actuales es a culminar el embarazo en los hospitales, proceder que creo que es la más adecuado para la madre y el neonato, principalmente por motivos de seguridad a las complicaciones que pudiesen ocurrir en dicho evento.

    El nacimiento de un niño es una acto natural, que habitualmente este se culmina por vagina y ocasionalmente por problemas puede culminarse por medio de actos quirúrgicos (cesárea): laparotomía infraumbilical por la cual se accede al útero abriéndose y sacando al feto y la placenta.

SALA DE PARTOS

    Es el lugar donde se realiza la culminación del embarazo, las dimensiones para esta sala son aproximadamente de 45 metros cuadrados.

    El material que tiene que tener un paritorio debe de ser:

EL PARTO

    El parto es el mecanismo por el cual en los animales vivíparos, una vez completado el desarrollo del nuevo ser, se produce la expulsión del feto desde el claustro materno al exterior en un tiempo relativamente breve. Es un momento crucial en la vida de los humanos, probablemente el más importante, de cuya evolución dependerá la calidad vital posterior. Un parto con sufrimiento fetal puede producir la muerte del nuevo ser o, a veces, un grado de subnormalidad piscomotriz que impedirá la independencia social o limitará el desarrollo intelectual.

    El final de la gestación y el inicio del parto a término no tiene una frontera neta, no existen unos síntomas claros que señalen cuando se interrumpirá la gestación. A veces hay una serie de molestias vagas e imprecisas, de duración variable, llamadas genéricamente pródromos de parto. La forma más frecuente y menos traumática de parto en la especie humana es el parto en presentación cefálica, es decir la parte que se exterioriza en primer lugar corresponde a la cabeza, y en la variedad llamada de vértice (por salir el vértice u occipucio en primer término por la vulva).

    Una vez iniciadas las contracciones uterinas regulares se pueden distinguir tres fases del parto: el periodo de dilatación, el periodo expulsivo, y el alumbramiento o expulsión de la placenta y anexos ovulares. La duración de estos periodos varía de una mujer a otra según la edad, número de partos previos, intensidad de la contracciones uterinas, existencia de bolsa amniótica, tamaño fetal, etc.

Periodo de Dilatación: Una vez instauradas las contracciones uterinas regulares, el feto de progresar por el canal del parto, adaptar las características de la cabeza a los diámetros de la pelvis, y conseguir la dilatación del cuello uterino y vagina. Durante esta etapa se debe vigilar las características de las contracciones uterinas y la reacción del corazón ante las mismas con la finalidad de detectar cualquier anomalía sugestiva de sufrimiento fetal.
Periodo Expulsivo: El período expulsivo comienza en el momento en que la dilatación es completa, es decir permite el paso del feto a su través. Durante el mismo el feto debe completar el descenso, rotación y amoldamiento de la cabeza al canal del parto. Las fuerzas que participan son las contracciones uterinas y la contracción voluntaria de los músculos abdominales que intentan expulsar el contenido uterino.

El vértice de la cabeza asoma por la vulva

Protección del periné durante las contracciones

La protusión de la cabeza es cada vez más evidente

Infiltración anestésica

La anestesia se distribuye en toda la región

La anestesia se aplica en el introito vaginal

Se espera a que la cabeza complete el descenso

Se introducen los dedos índice y medio para proteger al feto y se realiza la episiotomía

Comienza a salir la cabeza lentamente protegiendo el periné para evitar desgarros

Continua la salida de la cabeza

Cede la presión de la mano izquierda para dejar salir la cabeza mientras que la mano derecha deprime el periné

Salida de la cabeza fetal

Comprobación (mano superior) de si existe una vuelta del cordón alrededor del cuello

Se produce la rotación externa de la cabeza: el feto "mira" la pierna derecha de la madre

Se completa la rotación externa de la cabeza

Continua el descenso fetal, asomando el hombro debajo del pubis

Coincidiendo con una contracción uterina se tracciona hacia abajo para ayudar a la salida del hombro anterior

Se cambia el sentido de la tracción, ahora hacia arriba para que salga el hombro posterior

Salida del resto del feto

Se procede a la ligadura y sección del cordón umbilical

Periodo de Alumbramiento: Durante el alumbramiento se produce el desprendimiento de la placenta y las membranas del saco amniótico.

Se comprueba que la placenta está desprendida

Cuando está desprendida se tracciona suavemente

A punto de salir la placenta

Cuando ha salido la mayor parte de la placenta se puede girar la placenta para favorecer la salida del saco amniótico

Reanimación del recién nacido: La reanimación del recién nacido incluye la asistencia inmediata que se presta para favorecer la respiración del neonato y la prevención de la hipotermia inmediata al parto.

Cuna de reanimación neonatal

Reanimación neonatal inmediata

Aplicación de oxígeno con mascarilla abierta

Aplicación de oxígeno con la mascarilla sobre la cara

Aspiración de secreciones orofaringeas e intubación

Preparación de la episiotomía: Una vez terminado el parto se debe revisar el canal genital para detectar la presencia de eventuales lesiones de las partes blandas durante el paso del feto a su través que se suturarán si existiesen. A continuación se procede a suturar la episiotomía.

Si fuera necesario se aplica algo más de anestesia

Se infiltra los bordes de la herida

Se coloca un tapón vaginal para mantener el campo exangue durante la reparación quirúrgica

Comienza la sutura por el vértice superior de la herida

Se ha completado la sutura de la pared vaginal

Se sutura el plano muscular profundo del periné

Continua la reparación muscular

Continua la reparación la episiotomía

Episiotomía suturada

 

QUIRÓFANO DE OBSTETRICIA

    Este es una sala de dimensiones algo superiores a la sala de partos (50 metros cuadrados) que consta de:

    La cesárea es una operación abdominal realizada para extraer un bebé cuando el parto vaginal no es posible o es peligroso, a través de una incisión quirúrgica.

    El médico realiza un corte en el abdomen y la matriz (útero) de la madre para extraer al bebé. El útero es el órgano muscular encima de la vagina. Los bebés crecen en el útero y la sangre menstrual viene del útero.

Indicaciones de la cesárea:

  1. Se puede hacer una cesárea antes de que comience el trabajo de parto si hay motivos médicos para evitar el trabajo de parto o el parto vaginal. Por ejemplo, la salud de la madre o del bebé puede estar en riesgo si el embarazo continúa, o el parto vaginal puede ser imposible o peligroso.

  2. También se puede hacer una cesárea después de que comienza el trabajo de parto o durante el parto, si ocurren ciertos problemas. Por ejemplo, si en el momento del parto la parte del bebé que está más abajo es la cara, la frente, el hombro o las nalgas, en lugar de la cabeza, a menudo es necesario hacer una cesárea.

  3. En el caso de muchas mujeres en trabajo de parto, el cuello del útero comienza a dilatarse pero el proceso se detiene antes de lograrse una dilatación completa. Se puede administrar oxitocina para aumentar la fuerza de las contracciones pero, a pesar de este medicamento, muchas mujeres no se dilatan completamente y no pueden dar a luz vaginalmente.

  4. Otras mujeres pueden presentar una dilatación completa pero no pueden empujar a sus bebés lo suficiente dentro del canal de parto para lograr un nacimiento vaginal sin peligros. Esto puede ocurrir debido a que el bebé es demasiado grande para el canal de parto de la mujer. En estas situaciones se puede recurrir a una sección cesárea.

  5. En cualquier momento durante el trabajo de parto, el bebé puede desarrollar problemas que causen que su corazón lata más lentamente. Estos problemas pueden indicar que el bebé ha llegado al final de su tolerancia por el trabajo de parto, en cuyo caso puede ser necesario recurrir a una sección cesárea.

 

CUNA TÉRMICA

Es una cuna con una fuente de calor, donde se ubica al neonato para su inspección y ayuda al acondicionamiento al medio ambiente nuevo. El material que debe de haber en el entorno del neonato debe de ser:

  • Material estéril para su acogimiento en la cuna:

    • 1 paño estéril

    • Guantes estériles

    • 2 compresas estériles

    • 1 pinza de cordón

    • Sondas de succión de secreciones (sondas de Nelaton del nº 7 y 8)

  • Material para exploración:

    • Fonendoscopio neonatal

    • Linterna

    • Laringoscopio con palas adecuadas del 00, 01

    • Cinta métrica

    Una vez recibido el bebe y comprobar que respira y está lo suficientemente estable se procede a pesarlo con un peso calibrado en gramos. Mientras que el neonato se calienta se le deben de hacer los cuidados básicos que le hacemos a todos los neonatos.

CUIDADOS BÁSICOS DEL RECIÉN NACIDO

    Se procede a realizar los cuidados básicos consistentes en:

PARTO EXTRAHOSPITALARIO

    Los partos extrahospitalarios, cada vez son menos frecuentes, porque los embarazos están más controlados por los obstetras y estos programan hasta el ultimo detalle cuando debe de producirse el parto. En nuestro entorno cuando un parto se produce de forma no controlada por profesionales sanitarios adecuados lo denominamos un parto de urgencias.

Signos que anuncian el parto:

  1. Inicio de contracciones del útero:

  2. Rotura de la "bolsa de las aguas" y salida del líquido al exterior de la vagina

  3. Sensación de descenso de la cabeza del niño

  4. Eliminación del tapón mucoso

Ante un parto de urgencia, debemos Valorar:

  1. Espacio físico donde se produce el parto

  2. Situación geográfica, para valorar la distancia que hay hasta un centro asistencial

  3. Estado general de la parturienta tanto físico como psíquico

  4. Material del que disponemos

  5. Momento del parto:

Actuación ante un parto de Urgencias:

  1. Tranquilizar a la parturienta.
  2. Instalarla lo más cómodamente posible en un local aislado y limpio
  3. Colocarla de la siguiente manera:
  4. Decirle que respire tranquilamente, con la boca abierta y que no empuje. (Esto se hace para ganar tiempo si hay que hay que trasladarla al hospital)
  5. El socorrista debe dejar actuar a la naturaleza:

¿Que hacer cuando el niño está saliendo por el canal del parto?

¿Que hacer cuando el niño ha salido del canal del parto?

A. La placenta todavía está dentro del útero

  1. Acostar al niño entre los muslos de la madre para que no pierda calor

  2. Si la boca está obstruida, limpiarla con un dedo recubierto con un trozo de tela limpia

  3. Si no respira, limpiar la boca y practicar "boca-boca y nariz". Labios alrededor de la boca y nariz del niño y soplar suavemente

  4. Esperar a que deje de latir y hacer una doble ligadura en el cordón de la siguiente manera:

  5. El corte del cordón no es imprescindible hacerlo en este momento

  6. Esperar a que salga la placenta

  7. No tirar del cordón porque podemos producir roturas o desprendimientos

B.- La placenta ya ha salido

La salida de la placenta se produce en unos 30 minutos después de la salida del niño

Los cuidados estarán dirigidos a la madre

Información que debe de trasmitir la persona que realiza el parto de urgencias:

ESTANCIA JUNTO A LOS PADRES

    Los padres son las personas que más necesitan los neonatos a la hora de recibir afectividad, y mucho más la madre que es la persona que lo ha llevado dentro de ella durante sus primeros conatos de vida.

    La madre los ha llevado dentro de su útero durante el periodo de gestación, durante este periodo solamente ha estado en contacto con ella, con sus costumbres, con sus hábitos, en definitiva con su manera de ser, su madre ha planeado muchas cosas con el bebe mientras este ha estado en su barriguita.

    Los profesionales sanitarios que trabajamos en los hospitales debemos de estar concienciados de que los padres son los más interesados de que sus hijos permanezcan el máximo tiempo con ellos mientras esta circunstancia sea posible por parte de los profesionales y de los padres. El binomio Padres y Profesionales Sanitarios debe rodearse de un ambiente propicio para el neonato. Sin duda alguna, el profesional de la Enfermería es el que más tiempo permanece al lado del neonato, es este profesional el que debe de poner los medios para favorecer el contacto neonato-padres, estos medios son:

EL NEONATO EN CASA

    Cuando un hogar se ve bendecido con la llegada de un hijo todo es alegría, sobre todo si el niño está sano. Pero a la par de los sentimientos de alegría, existe siempre el temor de estar haciendo las cosas correctamente, tanto en la alimentación como en los cuidados generales.

El tema de la alimentación, especialmente de la lactancia materna, es motivo de discusión en otros capítulos, por lo que nos vamos a referir especialmente a los cuidados generales, y a algunos signos de alerta.

  1. Las secreciones orales. Es común que los recién nacidos tengan flemas, y que presenten alguna dificultad para su manejo, por lo que conviene tener una pera de succión a mano, para que en caso necesario, se le introduzca despacio en la boca, llegando a la parte de atrás de la lengua, con lo cual al soltarla se logra la aspiración de las secreciones. Esta maniobra se puede repetir varias veces con el niño de medio lado, y es mucho más segura que tratar de sacar las secreciones con los dedos.

  2. El cuidado del ombligo. La ligadura del ombligo la hace el médico para evitar el sangrado a través de sus vasos, los cuales cumplieron el papel fundamental de alimentar al feto. El resto que queda del cordón umbilical se momifica y se desprende entre el 5 y el 10 día. Durante este tiempo el ombligo debe estar seco, sin sangrado, sin secreciones ni olor fétido, y la piel a su alrededor no debe estar enrojecida, lo que nos indica que no hay infección. Para mantenerlo en esas condiciones, se recomienda limpiarlo diariamente con alcohol de 70 grados, y una vez que el muñón se ha caído, con agua y jabón.

  3. El baño. Desde los primeros días el recién nacido se puede bañar usando para ello agua tibia, evitando que el nivel del agua llegue al ombligo; debe utilizarse un jabón simple, sin perfume ni agregados que puedan irritar la piel sensible del niño, de preferencia neutro, y asegurarse de quitarle el jabón por completo. El niño se debe cambiar cada vez que defeque, y limpiarse con agua tibia. Es mejor no usar cremas ni aceites, y debemos recordar que los talcos están contraindicados en los niños pequeños, por el riesgo de aspiración.

  4. El abrigo. Los recién nacidos, y con mayor razón si son prematuros, tienen mayor dificultad para controlar la temperatura, por lo que es necesario mantenerlos adecuadamente abrigados, pero sin excesos. La ropa es mejor que sea de algodón, ya que la lana les puede irritar la piel y brotarse por ello. Al asolearlos deben tener poca ropa y debe evitarse el sol directo en la cara.

  5. El sueño:

  6. Ropa del neonato:

  7. Cama del neonato:

  8. Higiene Ambiental:

  9. Los masajes del bebe:

    Los recién nacidos estornudan con frecuencia, y prácticamente presentan hipo cada vez que comen, vomitan a veces y regurgitan pequeñas cantidades de leche, evacuan muy líquido y muy frecuentemente, y conforme pasan las semanas, pueden pasar varios días sin evacuar, todo lo cual es perfectamente normal.

Existen sin embargo, algunos signos de alerta que nos obligan a consultar con el médico, tales como:

    Podríamos citar más signos de alerta, pero como en todo, debe usarse el sentido común, y recordar que es mejor consultar cuando se tiene la duda, ya que siempre debe prevalecer el interés del niño.


[Ir a Página Principal] [ir a Buzón de Sugerencias]

Página actualizada a 28/02/2014