Implantación de sonda Nasogástrica y Orogástrica


Comprar DVD del Tratado de Enfermería en Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales


Técnicas de Enfermería

El sondaje gástrico es un procedimiento muy habitual en Neonatología, se puede realizar tanto por las fosas nasales como por la boca

El abordaje para poner una sonda orogástica ó nasogástrica es por la parte posterior del paciente, o por la parte lateral, aquí vemos como las compañeras están haciendo la técnica la de azul es la enfermera y la de blanco es la auxiliar de enfermería que en este caso realiza tareas de sujeción del paciente, sujetándole la cabeza para introducir la sonda
Un plano desde arriba donde vemos como está la sonda, es una sonda orogástrica, y que va a ser cambiada por otra sonda del mismo calibre que la que está puesta, en este caso una sonda del 5 Fch, que la introduciremos por una fosa nasal
Para la fijación utilizaremos esparadrapo, que lo cortaremos con una hoja de bisturí con el objeto de que el pegamento que tiene el esparadrapo sea lo mínimo de manipulado para que el pegamento no se desgaste, y pegue correctamente sobre la piel del paciente
El esparadrapo es cortado de forma de pantalón, tal y como muestra en la fotografía, la bandeleta larga será fijada a la piel y la corta será enrollada a la circunferencia de la sonda
Se procede a quitar la sonda orogástrica, para quitarla primero hay que pinzarla ya que no ser pinzada el resto de liquido que haya en la sonda puede ser broncoaspirado; se despega suavemente de la piel del paciente, se extrae la sonda tirando continuamente extrayéndola con rapidez, para no inducir a nauseas y vómitos
En este fotograma vemos como se hace con cuidado el despegar de la cinta adhesiva de la piel del paciente. hay que tener sumo cuidado al despegar ya que puedes levantar la epidermis del paciente, cosa no deseada en este tipo de técnicas
Se procede a medir la longitud de la sonda que tiene que ser introducida en el paciente, para ello giramos la cabeza de nuestro paciente, situamos la punta de la sonda unos 3 cm. por debajo del apéndice xifoides, la llevamos al lóbulo de la oreja, y después a la fosa nasal
Desde el lóbulo de la oreja hasta la fosa nasal, y marcamos la sonda con un rotulador o material adecuado para que marque sobre la sonda
Situamos la sonda de manera perpendicular a la fosa nasal de nuestro paciente y las introducimos con suavidad hasta que notamos que se pasan las fosas nasales, posteriormente la introducimos con rapidez hasta la marca que previamente habíamos realizado
En este caso es introducida por la boca, cosa muy frecuente en neonatología, aunque produce más reflejos de chupeteo por parte de nuestro paciente y suele ser un poco más dificultosa la técnica de introducción, aunque por regla general no suele dar ningún problema
Vemos en un primer plano la posición que debe de tener la cabeza para la introducción de la sonda por la fosa nasal
Cuando llegamos a la marca, procedemos al la fijación con la tela adhesiva que será adherida a la piel y posteriormente la bandeleta corta se pegara alrededor de la sonda
Vemos como es enrollada la bandeleta sobre la sonda nasogástrica
Esta técnica suele culminar, comprobando la colocación de la misma, en la mayoría de ocasiones sale contenido gástrico por la sonda, esa es la mejor comprobación de que está en su sitio, pero en otras ocasiones es necesario que nos cercioremos ya que no sale contenido gástrico debido a que la sonda se pega en alguna pared gástrica u otra eventualidad, es por tanto cuando utilizamos el Fonendoscopio
Se carga previamente una jeringa de 2 cm. con aire se coloca en el extremo distal de la sonda y el fonendoscopio se sitúa donde supuestamente hemos medido que debe de estar situada la punta de la sonda, se introduce el aire con fuerza y oímos por el fonendoscopio como hay un chapoteo de aire en la zona auscultada
En algunas ocasiones, se aspira contenido gástrico para su comprobación, este procedimiento no es muy aconsejable y de hacerlo se aconseja que se realice con mucha suavidad, ya que se puede escoriar la mucosa gástrica
El sondaje Gástrico en neonatología suele ser indicado en:
  • Vaciado de contenido gástrico
  • Descompresión del trasto digestivo
  • Con fines diagnósticos
  • Alimentación enteral

En la fotografía vemos una bomba de alimentación enteral

Volver a Página de Técnicas


Actualizada a 28/02/2014