HIPERMAGNESEMIA

Carlos Sánchez David, MD
José Félix Patiño, MD, FACS (Hon)
Oficina de Recursos Educacionales - FEPAFEM


Comprar DVD del Tratado de Enfermería en Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales


Los trastornos de la homeostasis del magnesio se diagnostican cada vez con mayor frecuencia gracias al conocimiento de sus efectos y al desarrollo de nuevas técnicas que permiten la determinación rápida y precisa de este catión. Tanto la hiper como la hipomagnesemia se presentan como urgencias médicas graves o como trastornos menos importantes con una sintomatología poco clara.

La hipermagnesemia (Mg sérico > 2.5 mEq/l), por lo general, se debe a insuficiencia renal (aguda o crónica) que con frecuencia se relaciona con un consumo excesivo de magnesio (antiácidos que contienen magnesio) que lleva a que la concentración sérica del catión sobrepase los 3 mEq/l (3.6 mg%).

ETIOPATOGENIA

La regulación de la concentración sérica del magnesio se efectúa principalmente en el riñón: cada día se filtran aproximadamente 1.800 mg del catión por el glomérulo, siendo la concentración sérica proporcional a la cantidad filtrada y a la velocidad de filtración glomerular. El magnesio se reabsorbe activamente a lo largo de toda la nefrona, pero sobretodo, en el túbulo proximal. En condiciones normales un 3% del magnesio filtrado se elimina por la orina.

El proceso renal del magnesio se halla directamente asociado al sodio, de allí que los agentes que causan natriuresis producen también magnesiuria.

La hipermagnesemia se observa en una serie de situaciones clínicas (cuadro No.1). La causa más frecuente es la insuficiencia renal grave. La otra causa más importante es la yatrogénica por utilización exagerada de compuestos que contienen Mg. Puede aparecer hipermagnesemia durante el tratamiento de las pacientes toxémicas.

DIAGNOSTICO

Manifestaciones clínicas. La hipermagnesemia afecta fundamentalmente los sistemas nervioso y cardiovascular. Los síntomas resultan de la depresión de la transmisión neuromuscular, y en general sólo aparecen cuando el nivel sérico supera los 4 mEq/l. Los síntomas y signos varían y dependen de la gravedad de la hipermagnesemia.

Las manifestaciones electrocardiográficas incluyen aumento del intervalo PR, alargamiento del intervalo QT, QRS ancho y bloqueo cardíaco. Si la concentración del catión alcanza 14 mEq/l se puede producir paro cardíaco o asistolia.

TRATAMIENTO

Los pacientes con insuficiencia renal con hipermagnesemia deben ser sometidos a diálisis, utilizando un dializado libre de magnesio. Es indispensable el tratamiento con la supervisión del nefrólogo.

Si el paciente no tiene insuficiencia renal o ésta es muy leve, se siguen los siguientes pasos:

  1. Venoclisis de solución salina isotónica. La expansión del volumen circulatorio favorece la excreción urinaria de magnesio
  2. Furosemida (0.5 a 1 mg/kg IV). Aumenta la excreción del magnesio en pacientes con función renal adecuada
  3. Inyección lenta de 5 ml de cloruro de calcio al 10% o de 10 ml de gluconato de calcio al 10% por vía intravenosa. Si los síntomas no remiten se puede repetir a los 5-10 minutos y posteriormente, según el estado clínico del paciente. El objeto es antagonizar los efectos neuromusculares de una hipermagnesemia potencialmente letal
  4. Diálisis peritoneal. Está indicada si los niveles de magnesio superan los 8 mEq/l o si los síntomas son evidentes y graves

LECTURAS RECOMENDADAS

Altahona H, Barreto FJ. Trastornos del calcio, fósforo y magnesio. En: Compendio de Terapéutica. Segunda edición. Asociación Colombiana de Medicina. Capítulo Central.

Ediciones Act Med Colomb. Santafé de Bogotá, 1992

Bennett MW, Webster NR. Alterations in plasma magnesium concentrations during liver transplantation. Transplantation 56:859, 1993

Rizzo MA, Fisher M. Hypermagnesemia pseudocoma.

Arch Intern Med 153:1130, 1993

Van Hook JW. Hypermagnesemia. Crit Care Clin 7:215, 1991

Volver al Índice


Actualizada a 28/02/2014